El jazmín es el aroma por excelencia de las noches de verano. El jazmín nos cautiva con las notas de sus pétalos, que, convertidos en perfumes, son sensualidad embriagadora dentro de una fragancia. Pero la realidad es que para muchas de nosotras, pensamos que las esencias tan dulces nos resultan demasiado intensas. Por esa razón, no hay mejor combinación que alterar lo dulce con toques cítricos como el limón o la bergamota, para que maticen el perfume. Gracias a esta coctelera de aromas, conseguimos un gran equilibro para la nariz, y su resultado es sensual pero sin excesos.

¿Quieres oler como una diosa pero no saturar? Chequea nuestros favoritos:

DKNY es un aroma energizante y cítrico, positivo y vibrante, para mujeres activas y con carácter. Un clásico que nació en los noventa.

Tous Touch es una fragancia femenina floral afrutada en un lujoso frasco de color dorado. Esta original fragancia tiene como notas de salida: flor de loto, freesia y lirio del valle. En las notas de corazón destacan: flores blancas (jazmín de Sambac, Osmanthus y flor de Tiaré). Las notas de fondo de TOUCH EDT de TOUS son: flor de la vainilla, frambuesa y almendra endulzada con miel.

Paco Rabanne Olympea Legend esta fragancia es idónea para todas aquellas mujeres que buscan algo nuevo y son amantes de los aromas dulces y originales. Con un aroma rompedor y diferente, Olympéa Legend llama la atención y no pasa impune al olfato de nadie.

Eternity de Calvin Klein está inspirada en los sueños y en los valores eternos de la mujer como el amor,la amistad,la feminidad etc. Representa lo eterno, lo perdurable en el tiempo. Comienza con acordes cítricos, como la mandarina y la freesia junto con la salvia, a continuación se deshace en una nube de flores, como la rosa, la violeta, el lirio de los valles y el clavel. Termina con un fondo suave y cálido gracias al ámbar, el pachulí y la madera de sándalo.

Prada la Femme es una nueva fragancia que nos la definen desde Prada como una etérea combinación de notas verdes de flor de alhelí y aceite de mandarina, una versión sin artificios de las notas más especiadas y afrutadas de su predecesora, con mayor presencia de pétalos florales.

Bueno beauty lovers, si tenéis alguna otra recomendación para oler de cine, decidnos en comentarios.

¡Nos vemos!