El tono de moreno saludable requiere de un solo producto de maquillaje: el bronzer o polvos de sol. Es un gran favorito tanto en verano como en invierno porque te da un tono bonito evitando las consecuencias del sol en nuestro rostro. Sin embargo, poco se habla de este cosmético tanto sobre cuál es el mejor para ti, como de su correcta aplicación.

Nuestros truquitos

1.- Tu piel: Lo primero a tener en cuenta a la hora de comprar el más adecuado para ti, es tu propia piel. Tu punto de referencia tiene que ser tu propia piel: si eres de subtonos fríos, te van los polvos de sol con bases más rojizas; si eres de subtonos cálidos, usa mejor los que se declinan hacia el dorado”, explica Patricia López, nuestra consultora de belleza. ¿Cómo saber qué subtono tienes? Observa tus muñecas con luz natural y fíjate en el color de tus venas. Si el color de éstas es mayormente azules o moradas tu subtono será frío. Si por el contrario predominan las venas de color verde entonces tu subtono será cálido. Si encuentras venas de los dos colores lo más probable es que tu subtono sea neutro.

 

2.- Aplicarlo: Una vez que tienes tus polvos de sol, debes aplicarlo bien: Siempre es mejor dar una segunda pasada de polvos de sol en tu mismo tono, que pasarse al principio con uno más oscuro. Hay que aplicarlos con una brocha grande, y mediante movimientos circulares, sin arrastrar y sin presionar. Trabaja desde el exterior al interior del rostro para que la zona central no se oscurezca en exceso.

Los polvos de sol que más nos gustan son estos:

  1. a) Elisabeth Arden
  2. b) Kanebo
  3. c) Shiseido

Por su fácil aplicación y su adaptación a la piel. No lo dudes.

Beauty lovers, si tienes dudas de tu subtono o quieres saber más, escríbenos en los comentarios o contacta con nuestra experta Patricia López, que te echará una mano para tu caso concreto.

¡Nos vemos!