Tus pies sufren durante todo el día. De hecho, absorben hasta el doble de tu peso cada día. Por ello, es imprescindible cuidarlos. El 75% de las mujeres han experimentado dolor en sus pies una vez en la vida, y este dolor puede tener consecuencias en la espalda y articulaciones. ¡Cuida tus pies y siente la diferencia! Además, siempre es agradable mostrar unos pies bonitos mientras dura el buen tiempo. ¡Sigue nuestros consejos para evitar unos pies secos y consigue unos pies bonitos todo el año!

Truco #1

Cuídalos en dos pasos

  1. EXFOLIAR

Usa un exfoliante al menos dos veces por semana. Aplica el exfoliante en los pies secos antes de ducharte y masajea tus pies suavemente durante unos minutos. A continuación aclara con agua. Puedes utilizar un exfoliante corporal o uno específico de pies.

  1. HIDRATA

Hidrata tus pies a diario. La falta de hidratación es el mayor problema al que se enfrentan los podólogos. Usa una crema hidratante después de la ducha y masajea hasta que la crema haya penetrado completamente. Puedes dar masajes a los pies con los pulgares en movimientos circulares. A continuación, masajea suavemente la parte superior de tus pies. Un buen masaje dura entre 5 y 10 minutos para cada pie.

Truco #2

HIDRATA TUS PIES

¿Cómo aplicar la crema?

  1. Masajea tus pies secos desde la punta de los dedos hasta el tobillo.
  2. Masajea la planta de tus pies con movimientos circulares con tus pulgares.
  3. Utiliza los dedos para masajear de manera circular los tobillos y los tendones de Aquiles.

Si tienes los pies muy secos y muy dañados, aplica la crema de manera generosa justo antes de acostarte y ponte calcetines de algodón para dormir. Por la mañana, ¡tus pies estarán más suaves e hidratados!

Truco #3

¡OLVÍDATE DE LOS PIES SECOS Y AGRIETADOS!

Los pies agrietados son resultado de unos pies muy secos, esto puede evitarse gracias a nuestros consejos:

Sumerge los pies en agua caliente durante 5-15 minutos para ablandar la piel antes de masajearlos. ¡Utiliza sales de baño para relajarte!

Humedece una piedra pómez con agua tibia y jabón y frota suavemente con ella las partes más secas de tus pies.

Con una toalla da toquecitos para secar tus pies. Ten cuidado de no frotar la piel ya que puede estar sensible después de usar la piedra pómez.

Aplica una crema hidratante rica y masajea para ayudar a liberar la tensión del día.

Estos son los productos que recomendamos para tenerlos perfectos

El exfoliantes de pies Lea Skin Care

La crema de pies especial Anubis

Lea Skin Care para relajarlos

Beauty lovers, cuéntanos si te ha gustado el post en los comentarios, y nos ajustaremos a tus recomendaciones.

¡Nos vemos!